Skip to main content

Nuestra filosofia

Chiringuito Cala Escondida nace de un sueño familiar, un proyecto innovador que tiene como elemento diferenciado la sostenibilidad.
Para diferenciarnos de los demás proyectos teníamos que tener una idea clara y esa era mimetizarnos con el entorno, respetar la naturaleza y pasar sin dejar huella.

Esperamos durante meses para saber si podíamos cumplir este sueño y por fin se hizo realidad. Hoy 9 años después del primer día seguimos con la misma filosofía y el mismo sueño, respetar la naturaleza y pasar sin hacer daño ni dejar rastro.

Gracias a las mente creativa y atrevida de mi padre Eric Jan Harmsen pudimos hacer realidad este concepto y llevarlo a cabo en tan solo 5 semanas. El 15 de agosto de 2015 pudimos vender nuestra primera botella de agua, para unos poco afortunados que pudieron vivir con nosotros este sueño hecho realidad.

Años después hemos ido avanzando, creciendo, mejorando y optimizando cada milímetro del lugar, creando platos nuevos, mejorando el sistema solar, cada vez mas independientes, mas eficientes y mas sostenibles.

Hoy en día somos un negocio 100% sostenible gracias al esfuerzo y a la creatividad de muchos amantes de cala Escondida que cada día han dado su amor y energía para que este sueño salga adelante.

Energia solar

Gracias al trabajo de personas implicadas en el proyecto y después de muchas horas y dinero hemos creado un espacio 100% independiente y autosuficiente. Con nuestras placas solares y nuestras baterías hemos ido creciendo cada temporada en función de la demanda. Podemos decir con orgullo que vivir del sol y que todas nuestras maquinas y electrodomésticos funcionan gracias al sol durante todo el día.

Nuestro baño ecológico es otro factor no menos importante que nos diferencia de muchos, un baño seco que funciona mediante serrín, una idea brillante que nos dio la oportunidad de poder abrir el chiringuito donde esta sin tener que recurrir a baños químicos.

Smoothies

Vasos Amavida

Nuestros vasos take away son ya conocidos y seguro que muchos de los que nos leen tiene uno en casa.

Con esta iniciativa hemos salvado en basura miles de vasos y reutilizados otros tantos. Gracias al dinero pagado hemos podido donar año tras año miles de euros a la ONGD AMAVIDA que mantiene un colegio de 300 niños en Nepal. Un autentico win to win para todos.